VACUNA MATA CUARENTENA?

La Dra. Juliana Cassataro, investigadora del CONICET y de la Universidad Nacional de San Martin ha progresado en su investigación en la creación de la vacuna argentina contra el Covid-19. Lo importante de este estudio es que esta basado en la cepa que circula en nuestro país.

Los esfuerzos de la ciencia médica para elaborar una vacuna contra este virus que instalo al mundo en una encrucijada, se debate entre la velocidad para hallarla, la guerra comercial y tecnológica, y encontronazos políticos en todo el mundo.

Sabemos que la vacuna es la gran solución para esta pandemia, pero hay demasiadas incógnitas de las que aún no tenemos respuestas.

El comportamiento del virus es errático e impredecible y los rebrotes y la virulencia que manifiesta en ciertas personas es llamativo.

Por ahora lo que sabemos con certeza y sobre todo en Argentina que la mejor vacuna es el aislamiento, que se impuso tempranamente. Este aislamiento permitió no solo aplanar la curva sino que además compramos tiempo para mejorar de forma exponencial el servicio médico con instalaciones, desarrollar tres kits para su detección e incrementar la capacidad de fabricación de respiradores automáticos de industria nacional.

La Dra. Cassataro es especialista en inmunología, enfermedades infecciosas y desarrollo de vacunas. Este proyecto, que es el primero en Latinoamérica, pertenece a un grupo  de profesionales multidisciplinario de inmunólogos, virólogos y expertos en estructura de proteínas. La profesional asegura que en más o menos 9 a 12 meses podría entrar en la etapa preclínica y dependiendo de los resultados pasar a la etapa clínica.

Así mismo afirmo que la idea de la vacuna a desarrollar consiste en proteínas puras del nuevo coronavirus que al ingresar al organismo, no infecten las células, pero sean reconocidas por el sistema inmunológico para que generen anticuerpos necesarios para defenderse del virus real.

También agrego que utilizaran tecnología innovadora para aplicar distintas formulaciones no solo inyectables sino también por vía oral.

En estos momentos el estudio se encuentra en fase preclínica, en esta etapa nos queremos asegurar que tenga los antígenos de la cepa que circula en nuestra región.

Para aclarar este desarrollo podemos decir que el ciclo de desarrollo de una vacuna comienza con:

Pruebas preclínica: Los científicos administran la vacuna a animales de laboratorio para ver si produce una respuesta inmune.

Prueba de seguridad de la fase I: la vacuna se administra a un pequeño número de personas para evaluar la seguridad y la dosificación, así poder estudiar la estimula del sistema inmunitario.

Pruebas ampliadas de la fase II: administración de la vacuna a cientos de personas divididas en grupos, como niños y ancianos, para tener lectura de la respuesta inmunitaria.

Ensayos de eficacia de la III: vacunación a miles de personas en estudio en función de la respuesta de no contagio ya que en comparación con los voluntarios en la fase anterior ellos recibieron un placebo.

Aprobación: Por parte de  los entes nacionales e internacionales.

Sin dudas esta noticia es alentadora, por lo pronto seguiremos con lo único que nos cuida, el aislamiento a la espera de la tan ansiada vacuna.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*