CONSERVACION DE LAS VACUNAS DE COVID-19

La ciencia ha tenido en este último tiempo un papel importante en la lucha con el Covid-19, y su punto culmine ha sido la creación de las vacunas. El mundo todo y sus científicos han puesto mucho empeño en esta lucha contra la enfermedad. Pero hoy  los retos han cambiado, hoy los retos tienen que ver con la logística y la distribución de las vacunas. El principal protagonista es el mantenimiento del frio para la circulación de las vacunas en todo el planeta.

Las empresas que se dedican al transporte frigorífico sobre todo en salud deben tener una logística y una trazabilidad perfecta y completa. Esto es que la vacuna esta lista la empresa transportista la recibe y son trasladadas en vehículos de más de 12000 kilos que llevan un termógrafo que lleva una hoja de ruta minuto a minuto.

Estos controles se realizan en cadena desde las instalaciones donde se conservan tanto refrigerados como congelados hasta la entrega. Este es un proceso crítico ya que requiere un control más estricto y exigencia de cumplimiento de temperatura. En todo este proceso, donde las temperaturas exteriores pueden ser altas en verano por la pérdida de grados es mucho más arriesgada y supone una potencial pérdida de mercancía y más si se trata de vacunas. El reto es mantener la temperatura en el proceso que llevan a cabo estos vehículos ya que cada vez que se abre la caja del camión va perdiendo temperatura.

Además los parámetros de cada vacuna no son iguales ya que algunas necesitan una temperatura extrema (70 grados bajo cero) con esto se complica mucho la conservación como así también el traslado. Un ejemplo de esto es la vacuna de Pfizer, que ha diseñado unos embalajes especiales que pueden mantener la temperatura durante varios días, pero aún existe mucha incertidumbre sobre cómo se va a realizar la distribución para que el embalaje que dura por días llegue a su destino en ese tiempo.

Las cámaras frigoríficas de congelados ya existen, por lo que sería muy fácil equipar dentro de las cámaras de congelados a menos de 20 C, mini cámaras a menos de 80 C.

Las grandes empresas que se dedican a esto en el país deberán cumplimentar ciertos objetivos para lograr su objetivo, deberán tener gran conocimiento tecnológico para crear soluciones de conservación de las vacunas, cualquiera sea., deberá contar con capacidad reproductiva para distribuir los equipos necesarios en tiempo record, rapidez y capacidad de adaptación, capacidad resolutiva, excelente nivel en la trazabilidad de temperatura, garantía de mantener la cadena de frio, competencias en todo el proceso para asegurar que la vacuna llegue en perfectas condiciones a cualquier lugar, capacidad de preparación y formación para realizarlo rápido y con eficiencia, rápida detección y aplicación de medidas correctoras para mejorar el proceso, profesionales colaborativos e implicados y sobre todo compromiso social de todos sus recursos humanos en medio de la pandemia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*